miércoles 21.8.2019
 Inicio   Economia   Internacionales   Informacion General   Mujer   Tecnologia   Salud 

Tecnologia - INFOBAE
Una empresa obtuvo datos de millones de usuarios de Instagram de manera indebida y fue expulsada de la red social
 
Se trata de una startup de marketing que recopilaba datos de ubicación y fotos de publicaciones en historias, algo que no está permitido por la red social.

Instagram le quitó acceso de su plataforma a una startup de marketing, tras determinar que esa compañía recopilaba datos de sus usuarios de manera indebida.

La empresa en cuestión es Hyp3r y está acusada de utilizar datos sensibles de usuarios como ubicación, fotos y datos de perfil de las historias (stories) para realizar anuncios segmentados. Algo que, de acuerdo con las políticas de uso de Instagram, no está permitido.

Según publicó Business Insider, esto ocurrió a raíz de una combinación de errores de configuración y falla de supervisión por parte de Instagram. "Las acciones de Hyp3r no fueron autorizadas y violan nuestras políticas", dijo un vocero de Instagram a ese medio. "Como resultado, los hemos eliminado de nuestra plataforma y hemos realizado cambios para evitar que otras compañías puedan adquirir ubicaciones públicas de los usuarios", añadió.

Hyp3r es una compañía de marketing que rastrea publicaciones en redes sociales etiquetadas con ubicaciones del mundo real. Luego permite que sus clientes interactúen directamente con esos posteos a través de sus herramientas y utiliza esos datos para dirigirse a los usuarios de redes sociales con anuncios relevantes.

La cantidad de datos de Instagram que Hyp3r obtuvo no está claro. Lo que se sabe, según remarca Business Insider, es que más del 90% de sus datos provienen de esa red social, y que procesa y analiza más de un millón de publicaciones de esa plataforma al mes.

Hyp3r negó haber violado las reglas de Instagram. El argumento de la empresa es que accedieron a datos públicos (las stories eran públicas, y no era de perfiles cerrados) en la plataforma y que, del modo que lo hicieron, es legítimo.

Luego del escándalo de Cambridge Analytica, que implicó la recopilación de datos de 87 millones de usuarios por medio de una app de personalidad desarrollada sobre una API de Facebook, la compañía generó cambios en su plataforma y también en Instagram, que también es parte de la empresa liderada por Zuckerberg. Las modificaciones se hicieron para preservar la privacidad de los usuarios y, justamente, limitar los accesos a desarrolladores para evitar la intromisión o el uso de datos de manera que pueda ser considerada inadecuada.

Antes de ese episodio, la API de Instagram le permitía a los desarrolladores buscar posteos públicos de una ubicación en particular. Tras los cambios, Instagram comenzó a quitar algunas funcionalidad de su API, incluyendo herramientas de localización. Esto afectó a empresas que, como Hyp3r, recogían muchos datos de esta manera para generar anuncios personalizados.

Para contrarrestar el problema que esto le generaba, la empresa comenzó a desarrollar un sistema que les permitía seguir reuniendo datos de ubicación, más allá de las limitaciones impuestas por Instagram, según publicó Business Insider.

Hyp3r creó una herramienta que podía georreferenciar ubicaciones específicas y luego cosechar cada publicación pública y etiquetada con esa ubicación en la red social.

Las historias de Instagram de los usuarios comunes (publicaciones que se supone que desaparecen después de 24 horas) nunca estuvieron disponibles a través de la API de Instagram. Pero Hyp3r también creó una herramienta para recopilarlos. Así lograron guardar las imágenes indefinidamente, junto con los metadatos asociados.

La API oficial permite el acceso solo a historias de cuentas comerciales y cuentas de creadores, que no son visibles por ubicación.

Cómo usó los datos Hyp3r

Esos datos recopilados de manera indebida por Hyp3r fueron utilizados de diferentes maneras, según se publica en el informe de Business Insider:

Por un lado, les permitía dirigir anuncios personalizados para usuarios según sus intereses y los sitios que habían visitado. Así, por ejemplo, las empresas que son clientes de Hyp3r puede pedirle que geofence las ubicaciones de sus competidores, y luego se dirija anuncios dirigidos a las personas que visitaron a esos competidores.

Los datos recolectados de Instagram también se podrían combinar con información obtenida de otras plataformas para lograr obtener perfiles más detallados sobre los usuarios.

Además, le permitía a sus clientes interactuar fácilmente con los usuarios que estaban en sus propiedades (hoteles, clubes, gimnaiso, por ejemplo), utilizando su herramienta "Engage". Eso quiere decir que las compañías que contrataban el servicio de Hyp3r podrían interactuar con las publicaciones etiquetadas con el nombre de su compañía y responder a ellas cuando quisiera.

 


 

Agrandar Texto
Achicar Texto
Enviar por mail
Formato de Impresión

 

 


Agrandar Texto
Achicar Texto
Enviar por mail
Formato de Impresión
 
 
Copyright © 2009 La Rioja a Pleno - Todos los derechos reservados.