lunes 18.3.2019
 Inicio   Economia   Internacionales   Informacion General   Mujer   Tecnologia   Salud 

Internacionales
Temen riesgo ambiental en la mayor peregrinación del mundo
 
El peregrinaje religioso más extenso del mundo, el Kumbh Mela en India, que comienza hoy y este año espera reunir a 130 millones de personas, amenaza seriamente el equilibrio ambiental y la salud del río Ganges, en cuyas aguas se "purifican" los peregrinos.

El tradicional evento religioso hinduísta tendrá lugar en la ciudad de Prayagraj, estado de Uttar Pradesh, en el norte del país. Esta ciudad a lo largo de un mes y medio deberá soportar una enorme masa humana, pese que sus residentes apenas superan el millón de habitantes, un número decididamente pequeño dentro de la demografía de India, que cuenta con más de 1200 millones de personas como población.

Gracias a financiamientos del gobierno nacional, que se calcula invirtió 650 millones de dólares en la organización del peregrinaje, la ciudad que se levanta en la confluencia de ríos sagrados para el hinduísmo, se preparó lo mejor posible para acoger a los visitantes. Un inmenso campamento de tiendas de campaña, servicios de salud, cocinas y despensas, agua potable, iluminación, puntos de atención médica, farmacias, bomberos y policías, están dispuestos en Prayagraj.

Las calles que llevan a la ciudad fueron reparadas y ampliadas, el aeropuerto agrandado, las riberas del Ganges con cuidados de seguridad. Un nutrido programa de eventos culturales con música, danza, espectáculos pirotécnicos, acróbatas y malabaristas, sesiones colectivas de meditación y yoga puede ser consultado en una aplicación de descarga gratuita.

La promesa de la purificación por medio del baño en el río seduce a casi todos los indios, ricos y pobres, y aquí también la desigualdad típica de esta sociedad vuelve a quedar ratificada. Unos pocos privilegiados pagan el equivalente a 500 euros diarios por alojarse, aislados de los otros, en tiendas de lujo, con aire acondicionado y calefacción, electrodomésticos para purificar el aire y accesos privilegiados al río, en áreas protegidas, con corredores protegidos con cámaras de circuito cerrado y guardaespaldas. Mientras que en el otro extremo los trabajadores que limpian las letrinas ajenas cobran unos 3,75 euros por jornada y pernoctan a cielo abierto.

Muchas voces críticas alertaron que, pese al énfasis del premier Narendra Modi sobre una India limpia e higiénica, en Prayagraj no están dadas las condiciones para recibir a tan enorme marea humana, cuyos desechos amenazan con sepultar a la ciudad histórica.

Faltan plantas de manejo de residuos, al punto que hace pocas semanas el Tribunal Nacional del Ambiente (National Green Tribunal) le solicitó a la administración pública que se moviera con rapidez para solucionar el problema.

Además aunque todas las obras en construcción de la ciudad se suspendieron durante los 55 días del Kumbh Mela, para reducir el polvo que hace que el aire se vuelva irrespirable, los hornos de ladrillos que llenan la periferia siguen funcionando a plena capacidad. Durante el Sangam, el evento del baño colectivo, millones de devotos se sumergirán en el río Ganges, el más contaminado del mundo y según algunos ambientalistas ya irremediablemente envenenado.

De este modo con sus ofrendas florales, cenizas bendecidas, frutas y bayas contribuirán a aumentar la contaminación orgánica, con un intolerable aumento del nivel de bacterias previsto por los especialistas, que hace correr el riesgo de terminar de matar al Ganges para siempre.


 

Agrandar Texto
Achicar Texto
Enviar por mail
Formato de Impresión

 

 


Agrandar Texto
Achicar Texto
Enviar por mail
Formato de Impresión
 
 
Copyright © 2009 La Rioja a Pleno - Todos los derechos reservados.