miércoles 17.10.2018
 Inicio   Economia   Internacionales   Informacion General   Mujer   Tecnologia   Salud 

Economia
TODOS PARA UNO
 
Después de dolarizar las tarifas de gas, el Gobierno resolvió que los usuarios se hagan cargo del impacto de la megadevaluación. Así, además del aumento del 35%, todos deberán pagar la nueva ganancia extraordinaria de las empresas en 24 cuotas con interés. El cargo suma 10.000 millones de pesos.

La Secretaría de Energía resolvió que a partir de enero los usuarios del servicio de gas natural deberán cancelar en 24 cuotas con interés el ingreso adicional en pesos que recibirán las petroleras por la devaluación registrada entre abril y septiembre, pues los contratos están dolarizados. El ajuste se sumará al aumento de tarifas de 34,5 por ciento promedio que ayer oficializó el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) y que comenzará a regir el lunes a partir de su publicación en el Boletín Oficial.

La resolución 20/18 establece que el importe acumulado por las diferencias registradas, a partir de la suba del dólar, entre lo que pagó cada distribuidora y lo establecido en el acuerdo de suministro firmado con las productoras serán actualizadas al 31 de diciembre de 2018 a la tasa activa del Banco Nación y trasladadas a los clientes proporcionalmente, tomando en cuenta los volúmenes que consumieron entre abril y septiembre. El portal EconoJournal informó el jueves que el monto a ser prorrateado suma unos 10.000 millones de pesos.

Esa diferencia surge porque el acuerdo firmado el 29 de noviembre del año pasado entre las productoras de gas natural y las distribuidoras, publicado por el Enargas en la actuación 574/18, establece en el inciso f del punto 2 que los precios del gas están dolarizados. “El plazo de pago de las facturas correspondientes a los volúmenes despachados en el marco de estas Bases y Condiciones será de 75 días contados desde el último día del mes de inyección correspondiente. Las facturas serán emitidas en dólares estadounidenses y serán pagaderas en pesos al tipo de cambio vendedor del Banco de la Nación Argentina del cierre del día anterior a la fecha de pago”, dice el texto. 

El secretario de Energía, Javier Iguacel, participó el pasado 23 de julio en un programa de televisión en América TV donde le preguntaron por qué habían decidido dolarizar las tarifas y sorprendió al negar que lo hubieran hecho. “Este gobierno no dolarizó la energía. La hiperdolarizó el kirchnerismo que nos hizo depender de la energía externa y llegamos a gastar 6000 millones de dólares por año en importar energía”, sostuvo. Luego agregó que “los contratos están todos en pesos”. 

Más allá de las declaraciones del funcionario, las resoluciones oficiales y los contratos firmados entre las empresas no dejan lugar a dudas respecto a la dolarización. Ese esquema regulatorio fue presentado como parte de un “proceso de normalización del sector y de recomposición de precios y tarifas”. Como consecuencia de la “normalización” las tarifas de gas treparon en promedio más de 1000 por ciento entre abril de 2016 y abril de 2018 y con la disparada que registró el dólar a partir de entonces el aumento que se debería haber aplicado este mes hubiese estado muy por encima del 34,5 por ciento promedio anunciado por Enargas. Por ese motivo, es que se decidió que la diferencia producida por la suba del dólar se cobre en 24 cuotas mensuales a partir del año próximo. “La financiación de dicho monto se efectuará según la tasa pasiva plazo fijo pizarra del Banco de la Nación Argentina aplicándose el método francés para el cálculo y la amortización de la deuda y el pago de intereses, incluyendo un plazo de sesenta días que compense la diferencia entre la fecha de facturación y el efectivo pago”, se aclara en la resolución. 

Las distribuidoras ya habían anticipado este esquema en la audiencia pública que se llevó adelante el martes 4 de septiembre. Metrogas, por ejemplo, presentó un documento que incluyó los intercambios que mantuvo por carta con productoras de gas como YPF, Compañía General de Combustibles, Pan American Energy y Pampa Energía, entre otras. Allí se menciona que la diferencia surgida por la variación del dólar se calcularía tomando como referencia el tipo de cambio del 1º de octubre de este año y se comenzaría a cobrar en 24 cuotas a partir del año próximo. Lo que hizo el gobierno fue darle luz verde a ese acuerdo.  

De este modo, el usuario, deberá hacerse cargo del impacto provocado por una suba del dólar que fue superior al 100 por ciento en lo que va del año, ya que a las empresas se le respetará lo establecido en los contratos. La única variante es la decisión de prorratear el cobro del monto adeudado en 24 cuotas ya que el marco regulatorio establece que las diferencias deben ser trasladadas a las tarifas de las distribuidoras en el siguiente período estacional. Según informó Enargas, se decidió prorratear el pago “siguiendo el criterio de la Corte Suprema de la Nación del ‘sacrificio compartido’”.


 

Agrandar Texto
Achicar Texto
Enviar por mail
Formato de Impresión

 

 


Agrandar Texto
Achicar Texto
Enviar por mail
Formato de Impresión
 
 
Copyright © 2009 La Rioja a Pleno - Todos los derechos reservados.