domingo 27.5.2018
 Inicio   Economia   Internacionales   Informacion General   Mujer   Tecnologia   Salud 

Tecnologia
Internet, TV y telefonía: ¿qué empresas ya pusieron primera en triple play en el arranque de la convergencia?
 
Las pequeñas y medianas empresas ya largaron en la carrera por ofrecer servicios "empaquetados" de comunicaciones en sus áreas de influencia. Mientras tanto, los "gigantes" del sector esperan para anunciar sus combos en las ciudades más pobladas del país. Un paneo sobre las primeras propuestas

Las empresas de telecomunicaciones más chicas están mostrando que están mejor preparadas para dar batalla por la convergencia.

Cuando pasaron ya más de dos semanas del inicio de la primera fase de la competencia en los cuatro conglomerados urbanos más importantes del país, son tres las Pymes capaces de ofrecer triple play: la tradicional Telecentro, Gigared, IPTel y TelViso. ¿Las grandes? Bien, gracias.

Telecentro, la operadora de dirigente político Alberto Pierri, brinda este combo desde hace varios años, lo que la convierte en la principal prestadora de paquetes de servicios de telecomunicaciones. En el mercado, la llaman "la reina del triple play".

Desde el 1° de enero, la compañía ofrece diversas alternativas para que los usuarios se enganchen a su propuesta comercial. La más tentadora es la que combina 30 mbps de banda ancha, con televisión HD y telefonía. Y es, por ahora, la única compañía capaz de brindar este paquete en la zona del AMBA a $1.198 por mes.

Por otro lado, en el litoral argentino, Gigared salió también con su propuesta de combo triple, aunque focalizada en internet, telefonía, televisión y contenidos on demand con distintos planes. Y, como propuesta top, una que deja al usuario elegir entre los distintos servicios para crear el paquete que mejor le convenga, con una alternativa de valor adicional consistente en una prestación de videovigilancia o monitoreo hogareño.

Si bien esta compañía viene operando en el mercado residencial desde 2001 con bajo perfil ahora se advierte una iniciativa más agresiva desde ese punto de vista. Y los planes más sofisticados terminan resultando los más convenientes por lo que allí se ofrece.

El paquete de triple play de Gigared tiene tres variantes. La más económica combina internet de 4 mbps, más telefonía, y televisión más servicio de contenidos on demand desde diversos dispositivos, por $570 por mes.

La siguiente ofrece lo mismo aunque con un acceso a internet de 8 mbps con Wi-Fi, a $780 por mes.

La tercera incluye un combo de internet de 25 mbps, con TV digital HD, telefonía superior y, otra vez, el video sobre demanda. Para ello, hay que pagar $950 por mes. En todos los casos, es posible contratar, además, el pack fútbol.

Gigared brinda sus prestaciones empaquetadas en la línea del litoral argentino, siguiendo la traza del río Paraná, por medio de una red de fibra óptica de 1.100 kilómetros. Las ciudades de Santa Fe, Resistencia y Paraná son algunas de las que ya reciben las propuestas comerciales.

La tercera operadora de telecomunicaciones que ya brinda triple play es Iptel que, desde el 1° de enero pasado, busca que los clientes compren los servicios empaquetados. El abono inicial combina internet de 10 mbps con televisión y telefonía, además de servicios de valor que incluyen antivirus y casillas de correo electrónico con dominio propio, a $815 por mes. Valor que sube a $836 por un acceso de 20 mb y a $844 con una conectividad de 30 mb.

La compañía brinda sus servicios en Venado Tuerto y Granadero Baigorria (Santa Fe), y varias localidades cordobesas, como Villa Allende, Saldán, Mendiolaza, entre otras.

La Cooperativa de TelViso es otra de las que también brinda prestaciones bajo esta modalidad: internet de 10 mbps, televisión HD más Youtube y telefonía con 500 minutos libres a $675 por mes.

 

Como se advierte, los precios a los que se están ofreciendo estos paquetes están por debajo de los $1.000 en promedio. Si bien las conexiones que se proponen no son siempre suficientemente atractivas, y se trata de promociones cuya duración varía entre los seis y los 12 meses, son una muestra de la ventaja que significa brindar servicios en combo para el usuario: los valores se abaratan.

Resulta difícil encontrar en la zona del AMBA una compañía que brinde planes que combinen buena velocidad de internet con servicio de televisión por debajo de ese costo. La falta de competencia que se advierte en el área más densamente poblada de la Argentina es lo que explica el precio. ¿Bajarán los precios por debajo de ese valor cuando Telefónica, Claro y Telecom-Cablevisión salgan con sus propuestas ya no triples sino cuádruples por la telefonía móvil?

El poder de las chiquitas
Este breve paneo muestra que están siendo las empresas de telecomunicaciones de menor tamaño la que están impulsando las propuestas empaquetadas. Y que, cuando las grandes se decidan a llegar a las ciudades donde ellas operan, encontrarán esta primera competencia antes que las de rivales de su tamaño.

Por supuesto que un diferencial de estos valores también está dado por el servicio de televisión. No es lo mismo contar con señales analógicas que en HD. Y tampoco tener la chance de acceder a canales premium que a no acceder esa posibilidad.

Sin embargo, hay que destacar que estas empresas están comenzando a hacer la diferencia en sus zonas de actividad.

Estas Pymes telco cuentan con protección especial si operan en localidades de menos de 80.000 habitantes, de acuerdo a lo establecido en el decreto 1340. Allí las grandes operadoras de telecomunicaciones no podrán brindar prestaciones en combo, sólo de manera individual.

De modo que la convergencia, efectivamente, arrancó el 1° de enero. Pero en lugares que no están en competencia y de parte de empresas pequeñas, operadoras independientes que vienen realizando esfuerzos inversores de peso para lograr actualizarse desde el punto de vista tecnológico. Y estar bien paradas cuando lleguen las grandes.

Sobre las grandes compañías de telecomunicaciones no hay demasiadas novedades. Todas siguen casi de la misma manera en que finalizaron 2017. Que haya comenzado a regir la convergencia en Capital, Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba no las inmutó demasiado.

 

Si bien todas están desplegando agresivamente redes de fibra óptica, no hay posibilidades en el cortísimo plazo de que alguna vaya a salir con sus primeros servicios de triple o cuádruple play.

Por estos días se espera que salga el DNU que habilitará a las empresas de telecomunicaciones –como Claro y Telefónica– a brindar televisión de pago mediante la tecnología satelital.

En la última reunión del directorio del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), sus integrantes autorizaron a Claro a dar servicios de radiodifusión por suscripción en las localidades de Hurlinghan, Morón, Tres de Febrero y Vicente López en el Gran Buenos Aires, en la ciudad capital de Salta y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En ese mismo encuentro, se otorgó el permiso para que Telefónica opere también el servicio de televisión paga en la Capital Federal, en la provincia de Buenos Aires, y en las ciudades mendocinas de Godoy Cruz, Guaymallén, Luján de Cuyo y Mendoza Capital.

Se trata, en ambos casos, de zonas donde las empresas están desplegando infraestructura de fibra óptica. En el mediano plazo, y de emitirse el esperado DNU que les permitirá comenzar a dar televisión paga por el satélite, tal como lo hace hoy de manera exclusiva DirecTV, podrán brindar prestaciones empaquetadas.

Imaginando el futuro
El panorama se pondría más interesante si los jugadores del mercado que no tienen acceso al negocio de la telefonía móvil pudiesen ingresar en algún momento.

En la actualidad, iPlan, que sólo ofrece banda ancha por fibra óptica de 100, 250 y 500 mbps, tiene pedidos ante el ENACOM tanto licencia como registro para ser operador móvil. De obtener este permiso, la compañía estaría en condiciones de participar de futuras subastas de espectro hacia adelante, y sumar la movilidad a su propuesta de conectividad. Hasta ahora, no logró ese objetivo.

Por otro lado, tanto Supercanal como Telecentro cuentan con licencia para ser operador móvil virtual (OMV), es decir, un permiso para revender capacidad de las actuales empresas de celulares. También, Virgin Mobile, además de otras empresas locales, menos conocidas. Por ahora, se desconocen conversaciones serias en ese sentido. 

A esto debe sumarse que Telecentro mantiene un conflicto judicial en una de las bandas licitadas y adjudicadas a los actuales operadores móviles sobre la zona del AMBA, que impide que se pueda avanzar más rápidamente en esa dirección.

La Cámara de Empresas de Telecomunicaciones (CATEL), que nuclea a las más grandes cooperativas de telecomunicaciones de Buenos Aires, obtuvo la licencia de OMV a finales de 2017 y ya cerró un acuerdo con Telefónica para avanzar en esa dirección. Se espera que en el primer semestre de este año salgan al mercado con una propuesta en combo en las zonas en las que operan. Será una manera de enfrentar la competencia futura que venga de parte de las grandes operadoras.

Varias de las cooperativas nucleadas en este espacio ofrecen servicios de triple play, tal como quedó evidenciado más arriba con el caso de TelViso. Serán las que se beneficien con ese acuerdo de OMV obtenido por la Cámara el que les permitirá sumar la movilidad primero. Luego, en una segunda etapa, avanzarán en los contenidos on demand.

Hay clima de competencia, sí. Pero concentrado principalmente en zonas de no competencia. Lo que comienza a verse son las primeras impresiones de un mercado que se anticipa movido una vez que se retome la actividad, pasado el tiempo de vacaciones.


 

Agrandar Texto
Achicar Texto
Enviar por mail
Formato de Impresión

 

 


Agrandar Texto
Achicar Texto
Enviar por mail
Formato de Impresión
 
 
Copyright © 2009 La Rioja a Pleno - Todos los derechos reservados.