jueves 23.11.2017
 Inicio   Economia   Internacionales   Informacion General   Mujer   Tecnologia   Salud 

Mujer - PROFESIONAL
¿Qué dice la ciencia sobre el uso de tacos y sus consecuencias traumatológicas?
 
Un grupo de científicos coreanos realizaron un estudio que explica los riesgos y consecuencias

Los tacos altos acompañan bien la mayoría de los atuendos que usan las mujeres. El famoso van con todo. Sin embargo, es importante destacar que no son igual de beneficiosos para los músculos del tobillo, la postura e, incluso, la columna.

Cuando una persona se calza un par de zapatos con taco las posiciones articulares de algunos sectores del cuerpo cambian. El tobillo queda más flexionado, al igual que los dedos de los pies, lo cual hace que la rodilla y la cadera también se flexionen. A su vez, puede que la espalda se curve de forma irregular y la persona sufra dolores a nivel lumbar.

Diversas investigaciones han demostrado que el uso regular de este tipo de calzado puede causar un desequilibrio en los pies, que puede llevar a consecuencias más severas. Recientemente se publicó un estudio de la Universidad Hanseo, de Corea del Sur, que detalla algunos aspectos de esta problemática que pueden sufrir las mujeres que usan zapatos de taco alto con regularidad.

Los científicos examinaron un grupo de cuarenta mujeres que usaba tacos de más de 10 cm al menos tres veces a la semana o más. Encontraron que, a lo largo de los años, los zapatos provocaron la dominancia de algunos músculos, lo cual aumenta el riesgo de sufrir algunas lesiones, como esguinces. A pesar de que al principio los músculos alrededor del tobillo se fortalecen, luego de tres años de usar este tipo de calzado con cierta regularidad, el efecto se invierte y es más riesgoso hacerlo.

En principio, midieron la fuerza del tobillo de las mujeres. Hallaron que dos de los cuatro músculos principales comenzaron a hacerse dominantes después de entre uno y tres años de uso regular. Sin embargo, este fortalecimiento puede no ser beneficioso para el tobillo, ya que genera un desequilibrio de fuerzas y favorecer algunos tipos de lesiones.

A cargo de Yong-Seok Jee, la investigación sugiere que algunas dolencias o molestias que sufren las mujeres, como dolor de espalda o una forma de caminar poco saludable, pueden ser consecuencia del uso prolongado de patrones. Por eso, los médicos a cargo del estudio sugieren que es necesario limitar la frecuencia del uso de tacones, pero también tomar otras medidas para prevenir las lesiones en los tobillos. Hacer ejercicios de fortalecimiento, como caminar sobre el talón o, estando sentada, levantar la parte delantera de los pies, manteniendo el talón en su lugar, puede ayudar a que las lesiones no se produzcan.


 

Agrandar Texto
Achicar Texto
Enviar por mail
Formato de Impresión

 

 


Agrandar Texto
Achicar Texto
Enviar por mail
Formato de Impresión
 
 
Copyright © 2009 La Rioja a Pleno - Todos los derechos reservados.